Escrito por 9:58 am Actualidad

El joven de tirantes que se sumergió en el mundo de los narcos: Andersson Boscán no sobrevivió a la rigurosidad de Diario EXPRESO

Un chico de lentes extraños, y tirantes, cual Polo Baquerizo, llegó el año 2011 a la Redacción de uno de los diarios de Guayaquil. No era un nobel cualquiera, no tenía título de periodista, pero su ambición por llegar alto lo llevaron a una larga pasantía en EXPRESO.

Pasó un buen tiempo hasta que lo contrataron para que ayude con la elaboración de notas en la sección Guayaquil, que manejaba uno de los periodistas más experimentados, creativos y serios, encargado de tratar los temas religiosos. Allí estuvo suelto, con poco por hacer, pero no pasaba inadvertido por su forma muy particular y hasta cierto punto agradable. Su paso por el suplemento Expresiones fue efímero

No hablaba mal de nadie, era cordial, creativo, extrovertido. En su época en EXPRESO participó dos veces en la fiesta de fin de año, ya que la administración realizaba concursos y regalaba dinero a los ganadores. Una de esas presentaciones fue conmigo. Se trataba de una obra de teatro que nos hizo ganares en 2011, junto con Alexander García y Susana Rentería.

En el siguiente año presentó un monólogo, algo aburrido para mi criterio, pero se ganó un premio. Ese año fue su salto a la “fama”. La llegada de Ricardo Arques, un reconocido periodista español, que dirigió al diario para enfocarse en los cambios que este debería tener y que aupó y guio a Andersson Boscán. Era de su extrema confianza, tanto que lo llevó a la entrevista, en Miami, con Capaya, Carlos Pareja Yannuzzelli, y que la Dirección del diario, acertadamente, no publicó.

Tras su salida de EXPRESO Boscán se convertiría en otro, pero esa metamorfosis no fue rápida. Era amable y contestaba mensajes a sus colegas, saludaba en reuniones; de hecho, lo vi en una reunión organizada por Contecon, concesionaria del puerto estatal de Guayaquil, justo cuando se desataba una pelea contra los puestos privados y con dos informes de Contraloría a cuestas. Solo fue, nada más. Ni una letra, ni un comentario en su portal sobre esos temas portuarios.

En EXPRESO no podía llegar a lo que es ahora. No. Tuvo que salir. Para la administración de este diario no hay medias tintas, ni se le permiten favores a los periodistas. Al licenciado Galo Martínez Merchán (+) le importaba la integridad del diario más que la suya misma. Don Galo, hasta su último suspiro, hasta el último aliento intentó mantener esa premisa. Nos la repetía siempre, y nos reprendía aún queriéndonos. Boscán no sobreviviría a Don Galo.

Después de desatar una manada de críticas contra en el exalcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, por el famoso papelito escrito a mano, sobre “Matraca”, que le llegó a él, y tras su salida de EXPRESO en 2017 nunca se lo escuchó hablar de los escándalos de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) o de cualquier otra entidad municipal. Trabajadores de la ATM lo vieron varias veces allí, en las oficinas de la Avenida del Bombero. El equipo de la Posta fue presentado como asesor, pero iba poco, casi nunca.

El jefe de la Posta se aupó para el 2021 en una de las entidades de mayor gasto publicitario: la Prefectura del Guayas, que tenía como “jefa” a Susana González. Boscán defendió a capa y espada el dragado de los alrededores del islote El Palmar, en el río Guayas; primero dijo que la oferta de 33 millones presentada por uno los consorcios era la mejor, y cuando ganó otra, la de $ 44 millones, también dijo que era a mejor. ¿Favores? ¿Pauta? AMBOS.

Susana habría confirmado ante periodistas de la provincia que le había dado más publicidad a La Porta que al resto, porque tenía “más seguidores”, más influencia

En noviembre de 2021 el periodista Andersson Boscán fue invitado junto con otros 49 periodistas de varias partes del mundo a Ciudad del Vaticano, a un encuentro con el Papa Francisco. Uno de los miembros del directorio de la Fundación Fratelli Tutti es Antonio Solá, el consultor político esposo de la exprefecta Susana González. Y fue Fratelli Tutti que llevó a Boscán.

González, junto con la periodista Tania Tinoco (+) eran del círculo íntimo de Boscán en Guayaquil. Además era allegado a gente poderosa del Partido Social Cristino, como dejó ver en el ataque hizo al director del Instituto de Seguridad Social de la Policía (Isspol), Renato González, como también al exliquidador de Seguros Sucre, José Ibáñez. También vaticinó una demanda de gente del PSC en mi contra, y me acusó de tener un troll center. Mentiras totales. Defendía a Sánchez de los procesos que Ibáñez le seguiría.

También fue aliado del exasambleísta Luis Almeida Morán, exPSC.

La Posta fue financiada también por el llamado Zar de los Seguros, Diego Sánchez, al punto que recibió una pauta de Seguros Sucre por 50 mil dólares y transferencias a cuentas personales del Boscán en paraísos fiscales:

En sus inicios, La Posta fue financiada por el presidente del directorio del Banco Guayaquil y expresidente de la República, Guillermo Lasso y Telconet, de la familia Topic. Hasta se rumoraba que Lasso era el dueño del portal, por sus salidas constantes como entrevistado.

Poco se conoce de cómo llegó a ser consejero y amigo del Patrón Norero, seguramente esos detalles se irán conociendo en el camino. La Fiscalía General del Estado hizo públicos los chats (Caso Metástasis) de Boscán con Leandro Norero, los cuales revelan la relación entre ambos, que ha conmocionado a Ecuador.

Visited 1.013 times, 1 visit(s) today
Suscríbete con tu correo electrónico y mantente actualizado!
Etiquetas: , , , , , Last modified: diciembre 27, 2023
Close Search Window
Close